viernes, 18 de octubre de 2013

Limpiar plata fácilmente.

     
  • Dificultad: Fácil
  • Precio: Económico




Hola a tod@s, hoy vengo a traeros un truco para dejar la plata limpia y brillante. Es posible que algun@ de vosotr@s tengáis algún anillo, colgante, cadena, pendientes... de plata que con el tiempo se hayan quedado negros.


No os traigo fotos, porque se me olvidó hacerlas, pero os garantizo que funciona. Yo tenía un anillo que daba por perdido, que se había quedado en el fondo de una cesta de mimbre en casa de mis suegros, y hasta que no fueron a tirar la cesta, no se vio que estaba ahí enganchado. Al ser una cesta para el baño, podéis imaginar los años que pasaron ahí de malas condiciones de humedad y cuando me lo devolvieron parecía más de carbón que de plata.

Normalmente, limpiar la plata es algo complicado, que requiere bastante esfuerzo, incluso si se mete en refresco de cola, hay que frotar para quitar las manchas de los labrados, pero con esta técnica, química básica, que diría Walter White de Breaking Bad, sólo secando con un paño suave podemos conseguir que nuestra plata quede limpia.





Necesitaremos:
  • Bicarbonato o sal de frutas.
  • Sal.
  • Papel de aluminio.
  • Agua caliente.
  • Un cuenco de cristal
  • La pieza de plata ennegrecida. 





En el fondo del cuenco, pondremos el trozo de papel de aluminio, encima, la punta de una cuchara de postre de sal, una cucharadita de postre de bicarbonato o sal de frutas, y las piezas de plata. Llevamos el agua a ebullición, la apartamos y se vierte en el cuenco hasta cubrir la pieza de plata.

Enseguida vamos a ver como desparecen las primeras manchas de la plata, y en menos de 20 minutos en reposo, podremos sacar la pieza de plata y secarla con un paño. Quedará reluciente sin ninguna dificultad, y sin perder el tiempo frotando.


Espero que os haya gustado mi truco.

No hay comentarios:

Publicar un comentario